Conozcamos a "The Lost Canvas"

Conozcamos a "The Lost Canvas"

Una de las historias que seguro está dando que hablar (y lo seguirá haciendo todavía) es la diske SideStory "Lost Canvas" o, "El Lienzo Perdido". (Aquí mostramos la página del episodio 6 de dicha saga, pronto se podrán imágenes de la misma).

Esta historia nos remonta al pasado distante, a la anterior guerra santa, de 1743. ¿Cúal es la novedad de la serie? Pues, a diferencia de The Next Dimension (donde la historia se centra en los jóvenes Dohko de Libra y Shion de Aries), aquí el protagonista es el mismísimo antepasado de Seiya, es Tenma de Pegaso y está Aroon (Alone), su mejor amigo, quien resulta ser la reencarnación de Hades en dicha era (finalmente sabemos quién fue el guerrero que se interpuso ante este dios para proteger el mundo). Además de los santos de oro (que son "réplicas" exactas de los de la era moderna). Asimismo tenemos a Sasha, la anterior "Athena", y claro está, a los esbirros de Hades, Thanatos, Hypnos y Pandora.

Hasta ahora hemos visto una especie de "preludio" de lo que será el principal tema de esta saga: la guerra santa, y lo curioso es que se explora cómo Tenma y Aroon se convierten en héroe y anti-héroe, respectivamente.

Ambos chicos son húerfanos. Tenma salva a su pueblo al demostrar su habilidad innata (e inconsciente) del cosmos al crear una inmensa brecha en la tierra, deteniendo así una inminente inundación de dicha localidad. Dohko de Libra lo ve y lo recoge, para luego proponerle que se entrene en Grecia, cuna de los caballeros, dado enorme potencial. Es así que Tenma, en poco tiempo y casi de manera autodidacta, entrena para adquirir la armadura de bronce (la cual es una réplica casi exacta de la armadura del anime salvo por la diadema, hombreras y el color de la armadura, que se asemejan más al manga). Tenma simboliza el coraje y lo testarudo del ser humano al batallar el día a día.

Aroon, por el contario, es un pacifisita bondadoso y filántropo, que sueña con convertirse en un excelente pintor y reproducir cualquier color de la naturaleza que le pidan. Estudia en un convento en el cual está Thanatos disfrazado de profesor y el cual lo seduce, junto con Pandora, al poder de Hades, siempre resaltando que éste ya a sido elegido por Meiou Hades (porta el mismo medallón que tenía Andrómeda Shun, el cual simboliza su posesión). Aroon simboliza la búsqueda del bien y de la paz entre los seres humanos, olvidando toda disputa o guerra; de hecho, se parece mucho a la forma de ser de Shun, solo que se ve opacada con su confusión y dudas, y al final, cae al "lado oscuro de la fuerza", es decir, cae en la tentación de ser Meiou Hades.

Los personajes también son variados, aunque ya conozcamos a la mayoría de éstos (junto con sus técnicas), sobretodo porque Shion y Dohko no tienen la misma personalidad que conocemos en la época de 1990. Dohko es más impulsivo y Shion más "sangre fría" (mata a un espectro despiadadamente sin dudarlo). Sasha Atena ya es conocedora de su destino y vive en el santuario junto con el patriarca (¿Mu?) y sus caballeros. Al parecer Sasha también fue huérfana y conoció tanto a Tenma como a Aroon de pequeños.

Lo más resaltante es lo estético de los rostros, con bastante realismo, con ojos no tan exagerados y saliéndose un poco de la temática shonen para entrar a un poco el bi-shonen, al menos en lo que a estilo de diseño se refiere. Hasta los cuerpos de los guerreros parecen ser más de niños a comparación con el trazo del maestro Kurumada.

El cabello también resalta, ya no es tan puntiagudo sino algo caído. Algunos de los mejores ejemplos son Dohko, Shion y hasta Thanatos. El color del cabello es casi el mismo que en el anime, salvo algunos personajes, como Saga (es más oscuro) y el de Shion (es rubio). Las armaduras no varían mucho de las del manga, y el escenario acompaña mucho las escenas de acción, a diferencia de Kurumada, quien sólo se preocupaba de que resaltasen las armaduras, más que lo demás. Aquí vemos dibujos que chocan con una especie de juego psicológico. Sino vean la siguiente imagen, la cual es, por cierto, la carátula del episodio 6. Al parecer juegan con la controversia entre el poder compasivo y despiadado de Meiou Hades (El Señor del Inframundo), acompañado por seres en pena y el encargado de decidir cual alma irá a uno de sus infiernos y cúal a los Campos Elíseos (Elyssium).

Ah, lo olvidaba. Quien creó este sorprendente y estético manga no es Masami Kurumada, sino la mangaka Shiori Teshirogi, la cual es, desde ya, considerada una gran maestra, superando incluso (en mi opinión personal) al mangaka de Episodio G. Felicitaciones a esta gran creadora y al (los) guionista(s) y ojalá esta nueva entrega vaya en calidad progresiva, y, porqué no, desear que se traslade al formato de anime en un plazo no muy lejano.
También te puede interesar

Si te gustó, comparte!


Comentarios
Autor
Editor

28.9.06

Más posts interesantes
Cargando...