Game of Thrones 8x02: “Un Caballero de Los Siete Reinos” (Crítica)

Este episodio es la preparación para la batalla que se avecina y en el que se dan los últimos reencuentros que faltaban.

Muchos han considerado este episodio como relleno o transición, personalmente no estoy de acuerdo. Creo que ha servido para mostrar el viaje de los personajes que los ha llevado hasta lo que son ahora, para volver a reconectar con ellos y con las relaciones que tienen entre sí. Todo con la finalidad, obviamente, de que sus muertes sean aún más dolorosas cuando lleguen. También creo que quizás esperemos más muertes de las que finalmente habrá, pero es solo una suposición. Antes de ahondar en el análisis del capítulo en sí, mencionar que en la intro de este capítulo vuelve a haber un cambio, pues las baldosas azules avanzan más allá de Último Hogar, mientras que en el anterior se detenían ahí.

Este episodio sirve para que los espectadores empiecen a despedirse de los personajes, pues la batalla... ya está aquí.

El episodio empieza con el juicio de Jaime, que se encuentra en el salón de Invernalia ante la mesa principal, que está ocupada por Jon, Sansa y Daenerys, quien, como era de esperar, le echa en cara a Jaime lo que le hizo a su padre. Ella es consciente de quién era Aerys, pero no era necesario que Jaime se sentara en el trono a contemplar cómo se desangraba. También le pregunta por el ejército Lannister y él reconoce que Cersei mintió sobre prestar su ayuda y que en realidad solo quería ganar tiempo para la llegada de la Compañía Dorada, para mayor enfado de Daenerys y consternación de Tyrion. Por su parte, Sansa tampoco está muy contenta con su presencia y recuerda como Jaime atacó a Ned. Bran solo menciona la mítica frase de Jaime: “Las cosas que hago por amor”, cuando él se justifica diciendo que todo lo hizo por proteger a su familia. A pesar de que Tyrion intenta mediar por él, su palabra no es muy valorada en ese momento debido a las últimas revelaciones y es gracias a Brienne, como era de esperar, y la confianza que Sansa deposita en ella, que Jaime consigue salvar su cabeza. Aunque Daenerys no parece muy satisfecha porque Sansa tome esa determinación, es apoyada por Jon y finalmente no los contradice. Cuando la asamblea se disuelve se muestra como Daenerys se acerca a Jon, pero este la evita. Tiene muchas cosas en las que pensar antes de enfrentarla. La última imagen de la sala es Jaime mirando a Bran, con la culpabilidad dibujada en su rostro. Señalar que dado lo dicho durante el encuentro podría ser que Sansa fuera la Señora de Invernalia, mientras que Jon sería el Guardián de El Norte, lo que explicaría que ambos estuvieran en la mesa junto a Daenerys.

Explicando las cosas que hizo por amor

En los pasillos de Invernalia, Daenerys pide explicaciones a Tyrion sobre su nuevo error y es que ya van unos cuantos. Gracias a sus planes Daenerys perdió Dorne, Las Islas del Hierro y El Dominio, pues Tyrion le dijo que atacara Roca Casterly para así dejar a Cersei sin las minas de oro de La Roca, sin saber que estas estaban agotadas. Es normal que no esté muy contenta con sus servicios y le amenace con buscarse una Mano más eficiente. Antes de irse mira rápidamente a Jorah.

En la forja Gendry sigue trabajando contrarreloj bajo la atenta mirada de Arya, que le pregunta si ya tiene lista su arma. Gendry se justifica diciendo que tiene muchas más que hacer. Arya le pregunta por los Caminantes Blancos y le hace una demostración de sus habilidades mientras dice ese discurso ya conocido porque fue usado en el tráiler de la temporada. Tras ver las nuevas capacidades de Arya, Gendry capta el mensaje y le dice que se pondrá con su arma enseguida. La tensión va en aumento entre ambos.

"A este melofó"

En el Bosque de Dioses, Jaime acude para disculparse con Bran y preguntarle porque no le acusó ante los demás sobre que fue él quien le empujó por la ventana. La razón por la que Jaime necesita su perdón podría estar encerrada en la frase que ha dicho o escuchado varias veces a lo largo de la serie y que decía su padre: “Al león no le importan las opiniones de las ovejas”, pero la verdad es que a él sí le preocupa. Él quiere ser recordado como alguien noble, poder limpiar su nombre. Ojalá tenga la oportunidad de hacerlo. Esa sería una buena forma de cerrar su arco como personaje. Sin embargo, Bran le dice que no le guarda rencor, que hizo lo que debía para proteger a su familia. Eso desconcierta a Jaime y cuando le pregunta por la razón de no delatarlo, Bran le dice que es más útil vivo que muerto para la lucha, siguiendo un planteamiento similar al de Jon. Tras oír esto, Jaime se muestra sorprendido, pero parece entenderlo y le pregunta qué pasará cuando todo acabe, ¿lo delatará? Bran le hace ver que quizás no llegue a haber un después y es entonces cuando Jaime se percata de que existe un peligro real a que este sea el final. Una idea que sigue sus pasos a lo largo de todo el capítulo.

Jaime se entera de que el fin está cerca

En el patio de Invernalia, Tyrion se encuentra con su hermano, bajo la mirada poco amistosa de los norteños, que incluso escupen a su paso. Jaime le pregunta a Tyrion si está seguro de Daenerys. Parece que es algo que le preocupa realmente. El fantasma de Aerys está muy presente en sus recuerdos. Hablan sobre la difícil situación en la que ha quedado Tyrion tras saberse los verdaderos planes de Cersei y este le pregunta a Jaime si también le mintió sobre el embarazo, a lo que niega. Jaime habla sobre la habilidad de Cersei de retorcer la verdad y la mentira hasta hacer que ambas trabajen a su favor y como le engañó a él también gracias a ello. Tyrion, por el contrario, señala que Jaime siempre supo cómo era Cersei y prefirió ignorarlo. Las cosas que se hacen por amor. Suben a las almenas hablando sobre muertes más dulces que las que posiblemente les esperen y de Cersei, pero Brienne, que está a las afueras de Invernalia, en el campamento, llama la atención de Jaime y decide bajar para hablar con ella.

Allí está Pod, que parece haber mejorado con la espada tras los entrenamientos con Brienne, aunque, como ella misma dice, todavía le queda mucho por aprender. Jaime se muestra muy cortés con Brienne y eso a ella no le cuadra. Jaime reconoce que ya no es el guerrero que solía ser pero que ha ido a Invernalia con la esperanza de poder luchar bajo su mandato, algo que parece desconcertar a Brienne, pero finalmente consiente.

Recordando como se veía en los baños de Harrenhal

Dentro del castillo, Daenerys y Jorah hablan sobre su carrera como Mano frustrada por la enfermedad, la cual parece que Daenerys estaría dispuesta a que retomara después de la ineficacia de Tyrion. Sin embargo, Jorah le aconseja que no tome decisiones de forma tan apresurada, pues Tyrion es un hombre muy capaz. Así mismo, le aconseja que intente lidiar con Sansa, ya que es alguien a quien necesita como aliada. Daenerys siempre ha escuchado a Jorah y esta vez no iba a ser diferente, así que acude rauda a seguir sus consejos.

La encuentra reunida, como es costumbre, con Yohn Royce. La charla entre ambas transcurre más o menos amigable, a fin de cuentas, tienen mucho en común ya que son dos mujeres que se han sabido abrir camino en un mundo de hombres, hasta que llegan al punto en cuestión que las enfrenta, El Norte. La conversación se corta antes de que puedan tratar ese tema. Por lo menos ahora Sansa sabe que la intención de Daenerys no es manipular a Jon, ya que si alguien ha cambiado sus planes ha sido ella, no él. Mencionar el pequeño guiño a Khal Drogo y la nueva adquisición de Sansa para su armario, algo similar a un peto que le servirá para proteger su pecho. Recuerda a los vestidos que llevaba Cersei cuando Sansa todavía estaba en Desembarco del Rey, pues también tenía por costumbre llevar esa parte protegida, aunque bien es cierto que el peto de Sansa parece más recio que los de la entonces Reina Madre.

En el salón, los Hijos del Hierro capitaneados por Theon reciben a Daenerys y Sansa. Esta última parece realmente emocionada de volver a ver a Theon, pues han pasado mucho juntos. Theon le cuenta los planes de Asha (Yara) a Daenerys y le pide a Sansa permiso para luchar por ella en Invernalia, obteniendo como respuesta un abrazo.

Reencuentro de víctimas del bastardo de Bolton

La actitud de Sansa ha hecho que surjan teorías sobre los sentimientos de esta por Theon, aunque lo más seguro es que sea simple agradecimiento y una conexión especial debido a haber sobrevivido a las torturas de Ramsay. Además, teniendo en cuenta el arco de redención de Theon, lo más probable es que este muera. Sin embargo, si consiguiera sobrevivir, realmente sería un giro espectacular que la chica cuyo matrimonio lleva siendo clave en la serie desde sus comienzos (al principio para unir las casas Stark y Baratheon y más tarde por ser considerada la “llave de El Norte”) finalmente acabara con un hombre eunuco, imposibilitando la continuidad de su linaje por esa rama. Otra opción sería que se quedara soltera. Parece algo bastante improbable tratándose de Sansa, pero demostraría todo el viaje personal y cambio que ha sufrido a lo largo de la serie. Ella empezó siendo una niña que soñaba con casarse con un príncipe y acabaría siendo una mujer fuerte, líder de su casa e independiente. Si se casara no anularía toda su evolución, por su puesto, pero sería como la última vuelta de tuerca.

En el patio, Davos reparte la comida entre los habitantes plebeyos de Invernalia. También está Elí (Gilly), que está ayudando en los preparativos para la batalla, informando a un grupo de personas sobre dónde acudir cuando empiece para protegerse. Esto es llamativo, teniendo en cuenta que se llegó al acuerdo de que toda mujer, hombre, niña y niño lucharía en la guerra contra Los Otros. Es de suponer que habrá excepciones, claro, como los ancianos que van tras la mujer con la que habla Elí, pero esa mujer, por ejemplo, tendría que luchar. Finalmente, Elí se despide de ellos y a Davos se le acerca una niña para que le de su ración. La niña en cuestión tiene marcas en su rostro por haber padecido psoriagrís. Esto perturba a Davos, pues obviamente le recuerda a Shireen. La niña se muestra dispuesta a luchar, pero Davos y Elí consiguen evitar que siga con la idea de ir al campo de batalla, convenciéndola de que será muy útil defendiendo las criptas.

Gilly mimetizándose con Sam

Alrededor de esta niña ha surgido la teoría de que se trate de Melisandre disfrazada y que habría elegido ese aspecto por su sentimiento de culpa tras la muerte de Shireen. Hasta donde se sabe el collar mágico de Melisandre le hace rejuvenecer, pero no cambiar su estatura. Eso es algo que en principio solo podrían hacer los Hombres sin Rostro, pero no hay nada que niegue que pueda hacerlo. Quizás simplemente ha rejuvenecido más de lo normal y ha vuelto a ser una niña para camuflarse. Habrá que esperar para descubrir cómo reaparece Melisandre, si es esa niña, otra persona o vuelve más tarde. Lo que sí es seguro es que aparecerá.

Nada más marcharse la niña suena un cuerno dando aviso de la llegada de hombres. Estos resultan ser Edd el Penas, Beric, Tormund y los pocos hermanos de la Guardia y Salvajes que viajaban con ellos. Tras el efusivo abrazo de Tormund y “su cuervecito” Jon, los recién llegados les cuentan los avances del ejército de los muertos y que estarán allí antes del alba. Tras eso la cuenta atrás empieza. Hay mucho que preparar.

Tormund feliz por reencontrarse con el rey bastardo

Tras un repaso a los preparativos (catapultas, arqueros, entrega de las armas de vidriagón…) con el discurso ya escuchado en el tráiler de Jon, se muestra la reunión de los líderes de las casas norteñas y generales, junto a Daenerys y sus personas de confianza en la que ultiman los planes para la lucha. Jon explica que la mejor baza para acabar con esta guerra es matar a El Rey de la Noche, pues acabando con él caerían los demás debido a la mente colmena. Jaime señala que si su ejército tiene un punto tan débil evitará arriesgarse y es entonces cuando Bran revela las intenciones del Rey de la Noche. Les explica que va tras él porque es la memoria del mundo y El Rey de la Noche quiere acabar con ese mundo. Muestra la marca que le hizo, diciendo que con ella El Rey de la Noche siempre sabe dónde se encuentra él. Ante esto, todos se disponen a trazar un plan para protegerlo, pero Bran quiere hacer de cebo para que así El Rey de la Noche se exponga. Theon se ofrece para velar por él, recordando que fue quien le arrebató el castillo y diciendo que quiere compensárselo de algún modo. El último paso para su redención. Todos parecen conformes (aunque Sansa parece bastante preocupada) y se determina que los dragones estarán también cerca de Bran para intervenir cuando sea necesario, aunque no es seguro que el fuego de dragón pueda hacer nada a los Caminantes Blancos. El fuego normal no les afecta, pero nunca se ha intentado con fuego de dragón.

Consejo de guerra

Tyrion por su parte está dispuesto a permanecer en el campo de batalla como ya hizo otras veces, pero Daenerys se lo impide, dejándole claro que es insustituible. Por lo visto lo que le dijo Jorah la ha convencido para dejar que conserve la insignia y el cargo de Mano un poco más. Mencionar las estelares intervenciones de Tormund, que aportan alivio cómico a las escenas, sobre todo por su interés más que declaro por Brienne. Acabada la reunión, Jon realiza un nuevo quiebro a Daenerys, que no parece entender que pasa, como es normal, y Tyrion se acerca a Bran, deseoso de saber más sobre su historia. Siempre ávido de conocimientos.

Ahora bien, la historia de Bran es una de las más importantes en la saga, al menos en lo referido a la parte de Los Otros, es algo que siempre se ha sabido, pero, ¿se puede extrapolar la relación de El Cuervo de Tres Ojos y de El Rey de la Noche a los libros? En principio, parece que sí. Siempre ha dado la sensación de que El Cuervo de Tres Ojos tenía un papel fundamental en la magia de “la vida”, así como Los Otros lo tienen en la de “la muerte”. Si el objetivo de El Rey de la Noche es acabar con la humanidad y todo su legado, es entendible que quiera acabar con su memoria, El Cuervo de Tres Ojos. Aunque en mi opinión, entonces también tendría que acabar con los arcianos, que son la fuente de poder de El Cuervo de Tres Ojos, al menos en los libros, pues en la serie no parece limitarse a los árboles de los Antiguos Dioses. Aún si no consigue dar con él, dejándolo sin su poder de visión es menos peligroso.

Tras acabar la reunión se produce una escena entre Gusano Gris y Missandei que no parecen muy dispuestos a despedirse y prefieren hacer planes para cuando la guerra acabe. Missandei dice que desea ir a Naath como ya le mencionó a Jon una vez mientras estaban en Rocadragón y Gusano Gris le dice que irá con ella.

Caída la noche los últimos guardianes de El Muro, Sam, Edd y Jon esperan en las almenas la llegada del enemigo, con un inesperado y deseado compañero, Fantasma. Mencionar que Fantasma ya se encontraba en Invernalia, no ha venido con Edd como se ha comentado, pues Sansa lo nombró en la temporada pasada. Simplemente no salía porque preferían invertir el dinero en los dragones y sigue siendo así, porque Fantasma parece muy pequeño en comparación a lo que tendría que ser un lobo huargo. Sin embargo, si ha salido aquí es porque seguramente volverá a hacerlo, si es como héroe del día vivo o muerto habrá que verlo. En cuanto a Sam, Edd y Jon en cierta forma se despiden, hablan de los que ya no están y Edd les pide, como ya hizo en el capítulo 4x08 “La montaña y la serpiente” ante la inminente batalla contra El Pueblo Libre por El Muro, que el último que quede queme a los demás.

Reencuentro de la Guardia de la Noche

Mientras, en el salón, Tyrion y Jaime continúan con su charla de hermanos donde la dejaron, hasta que Brienne y Pod y más tarde Davos y Tormund se les unen. Una escena que describe a la perfección la calma tensa antes de la batalla. Bromas y recuerdos de cuando la vida era más fácil y también de antiguas batallas a las que se consiguió sobrevivir, con la inquietud por la que se acerca, con la incertidumbre de si será la última que vivan. Una nueva escena en la que recordar viejos lazos y profundizar en ellos, para que el final sea más doloroso.

En las almenas también está El Perro, al que se unen Arya y Beric. En esta escena podría verse representada la variable de la fe en este tipo de situaciones y como lo enfrentan las personas que la tienen y las que no. Beric ve en todo lo que ocurre un propósito más elevado, está convencido de que hay una razón más allá de lo terrenal. El Perro y Arya, en cambio solo ven el gran problema al que les toca enfrentarse, convencidos que no hay nada bueno o malo tras ello planeando nada.

Harta de sus peleas sin sentido Arya se marcha a practicar con el arco, pero sus planes cambian con una visita inesperada. Gendry le entrega a Arya el arma que le pidió y Arya decide dar rienda suelta a otros intereses. Gendry le reconoce a Arya que es bastardo de Robert Baratheon, algo que la toma por sorpresa. Le habla del hechizo que quiso hacer Melisandre con su sangre y Arya llega a la conclusión de que se acostó con ella y se interesa por saber si tiene más experiencia en ese ámbito. Cuando Gendry dice tres personalmente solo pude pensar en American Pie. Arya le dice que ella no quiere morir sin saber lo que es y Gendry se muestra dispuesto a enseñárselo. Aún recuerdo cuando Maisie decía que sus padres no le dejaban ver la serie porque era demasiado explícita y violenta.

Gendry siendo usado por la Loba

De regreso al calor de la chimenea, el pintoresco grupo sigue con sus recuerdos de batallas, hasta que Tyrion se dirige a Brienne como sir, corrigiéndose rápidamente. Tormund no entiende, como es normal, la razón por la que ella no puede serlo, quizás porque si alguien en esa sala merece ese título es ella. Jaime parece estar de acuerdo y decide ponerle remedio. Así, el arco de Brienne llega a su fin, consiguiendo eso por lo que llevaba luchando toda su vida, ser reconocida como una luchadora capaz y merecedora del título de caballero. Recordar que la primera vez que apareció en la serie fue pidiéndole a Renly servir en su guardia real tras ganarle a Loras en combate. Siempre buscó ganarse el reconocimiento que merecía. Esta noche lo consiguió y gracias a Jaime, quien cuestionó muchos sus habilidades cuando se conocieron. Haberse ganado su respeto y verse ovacionada por las personas de esa sala terminan de emocionarla por completo.

Un nuevo caballero en los Siete Reinos

Y de una mujer valiente, a una niña valiente. En el patio, Lyanna discute con Jorah sobre ocupar su lugar en la batalla que se cierne sobre ellos. Jorah insiste en que no participe, pero Lyanna no se deja amedrentar. Deseándole suerte a su primo, se aleja junto a sus hombres. Que hayan recordado la relación que tienen ambos puede que no sea casual y sea importante en futuros capítulos. Sam, por su parte, que es testigo de la discusión, viene con la suerte de Jorah bajo el brazo, pues le entrega la espada de acero valyrio de la Casa Tarly, Veneno de Corazón, para que la use contra Los Caminantes, la cual Jorah acepta prometiendo que la empleará para defender los reinos de los hombres, palabras que forman parte del juramento de La Guardia de la Noche, como referencia a su padre.

La noche transcurre y, ya sin vino en el salón, Tyrion propone cantar una canción y Pod interpreta la de la leyenda de Jenny de Piedrasviejas, que muchos han tomado como una profecía del futuro de Daenerys y Jon. Recordar que Jenny de Piedrasviejas era una muchacha de origen humilde que se casó con Duncan Targaryen, heredero de la corona de Los Siete Reinos. El padre de Duncan, Aegon V, intentó anular ese matrimonio, pero no lo consiguió y Duncan abdicó en su hermano menor Jaehaerys Targaryen. La canción, de la que solo se conoce un verso por los libros, habla de lo sucedido tras la Tragedia del Refugio Estival, en la que murió Duncan y a la que se cree que sobrevivió Jenny, aunque su pista se pierde tras ello. Así pues, la canción se extrapolaría a la situación actual de tal forma que Jon abdicaría su derecho al trono en favor de Daenerys y, yendo más allá, en la muerte de Jon, sobreviviendo Daenerys. Personalmente creo que la primera parte de la teoría es más que probable que se cumpla. En cuanto a la segunda, habrá que ver por qué final se han decantado W&B.

Mientras Pod canta se muestran imágenes de los diferentes personajes de Invernalia, pasando sus últimas horas antes de la batalla y preparándose para ella, hasta dar a parar con Jon y Daenerys, que se encuentran en las criptas. Sin posibilidades de huida y ante la estatua de Lyanna, Jon le cuenta sus orígenes. Daenerys primero se muestra incrédula, para pasar rápidamente a la desconfianza y el distanciamiento, dando por sentado que Jon querrá reclamar su derecho al trono. Parece que todavía no le ha quedado claro que Jon nunca ha estado interesado en los títulos o el poder. No tiene tiempo para sacarla de su error cuando un cuerno suena. Tres veces. Los Caminantes Blancos han llegado.

Azor Ahai y Nissa Nissa antes de la forja de Portadora de Luz

Daenerys y Jon acuden a las almenas junto a Tyrion y los tres contemplan la oscuridad esperando ver acercarse al enemigo. Poco después Daenerys y Jon se marchan para comandar las huestes o en busca de los dragones.

La última imagen del capítulo es la de Los Otros observando Invernalia. El invierno ha llegado.

No olvides dejar tus impresiones sobre el capítulo en los comentarios y nos leemos en el próximo análisis del tercer episodio de la temporada, la batalla por El Norte.

Valar Morghulis.

Nuestra calificación para: "Game of Thrones 8x02: “Un Caballero de Los Siete Reinos” (Crítica)" es:

710

⛔ Todos los comentarios expuestos por los usuarios no reflejan la opinión de los administradores de BotonTurbo, por tanto no se responsabilizan de los mismos.


BotonTurbo.com se reserva el derecho de eliminar y editar todo comentario que considere inadecuado, hiriente o difamatorio.

Comparte en tus redes sociales:

Explora más:

Artículo Anterior Artículo Siguiente